DESPACHO GRATIS A TODO CHILE POR COMPRAS SOBRE $40.000

La fantasía en la niñez

La fantasía en la niñez

Equipo Amanuta - Libro "Lisette en vacaciones"

¿Qué sería de los seres humanos sin la imaginación? Habrían muchos menos avances tecnológicos, menos arte, menos investigación, menos creaciones, menos todo. Porque para que todo esto exista, primero alguien tiene que haberlo imaginado como algo posible. 

Muchas personas creen que la imaginación y la razón son procesos opuestos, y prefieren a una sobre la otra. Sin embargo, es en la fantasía en que la combinación de ambos se manifiesta con toda su potencia: la construcción de mundos imaginarios y los pensamientos sobre posibilidades infinitas que vienen de la imaginación,  requieren de estructura y contención racional para una elaboración más compleja. Y  los niños y niñas son expertos en esto.

 

Lisette en vacaciones

 

En Lisette en vacaciones aparece la fantasía, ese mundo mágico y personal, donde se puede ser un personaje de otros tiempos, tomar agua de un recipiente vacío, estar viviendo en la cima más alta de la montaña y mucho más. Esto es característico del juego en los niños y las niñas, quienes tienen la capacidad de ir y volver de sus fantasías con gran facilidad y maestría. Esta capacidad les permite comprender, interpretar y recrear el mundo que les rodea y al mismo tiempo  expresan, exploran y regulan sus emociones. Este juego y pensamiento fantasioso lo podemos definir como formas de razonar y recrear el mundo con la imaginación. Aquí es donde va de vacaciones Lisette.

 

Lisette en vacaciones

Lisette y sus amigos se divierten enriqueciendo su entorno y trasladándose a otro lugar, con la claridad de que no es verdad en un sentido concreto, no es real, pero sí es una experiencia que están viviendo y compartiendo. El mundo imaginario sólo tiene las reglas que se deciden en ese momento, y son ellos poseen control y definen lo que sucede. No se escapan de la realidad, la disfrutan a través de la imaginación, de la fantasía compartida.

Ellos ya están en la edad en que la diferencia entre lo real y lo fantaseado es claro y evidente, en que presentan “algo que no es verdad” pero al mismo tiempo es una vivencia real. Esa es la magia del mundo infantil, del juego, del disfrute de la amistad, de las cosas simples, del tiempo compartido y de una mente creativa, que es libre, y debe ser estimulada y respetada.

 


SUSCRÍBETE