DESPACHO GRATIS A TODO CHILE POR COMPRAS SOBRE $40.000

5 Beneficios de leer a tus hijos y algunos tips útiles para lograrlo

5 Beneficios de leer a tus hijos y algunos tips útiles para lograrlo

niño leyendo

Los libros son verdaderas ventanas hacia la imaginación y la lectura es el acto de abrir esa ventana. Leer nos permite volar; nuestra imaginación se libera y dibuja una y mil imágenes, únicas, nuestras, irrepetibles.

De repente podemos encontrarnos en otro mundo, en otro cuerpo, en otra dimensión. Los libros nos hacen reír, llorar, emocionarnos. Nos abren la mente, nos sensibilizan, nos permiten descubrir culturas, paradigmas, mil y una historias. Nos dan vocabulario. El legado que nos dejan es simplemente invaluable.

Sigue leyendo para obtener más información sobre los principales beneficios de la lectura para los niños y cómo la lectura puede ayudarlos en el futuro, junto a algunos tips para que se convierta en una actividad que ambos puedan disfrutar juntos!

 

¿Qué aprenden los niños con la lectura? 

Los psicólogos han hecho miles de estudios con respecto a los beneficios de leer a tus hijos. Cuando se hace en voz alta y se cambian las voces, se estimula la imaginación de los niños. Hay una escena clásica en el cine, en la película ET, cuando la mamá de Elliot le lee un cuento a Gertie, su hija menor. Mientras está leyendo un extracto de Peter Pan, aplauden y hacen voces. 

Beneficios de leer a tus hijos, uno a uno 

Algunos de los beneficios que ya demuestran múltiples estudios en relación con los niños se cuentan los siguientes: 

● Incrementa el vocabulario. 

● Relaja e induce el sueño. 

● Fortalece la concentración. 

● Estimula la imaginación. 

● Mejora las capacidades. 

● Potencia la expresión de las emociones. 

Un mayor vocabulario gracias a la lectura 

Los niños son curiosos por naturaleza, están descubriendo el mundo y se asombran ante cada palabra nueva que no conocen. No tienen vergüenza para preguntar qué significa una palabra que no conocen y la fijarán inmediatamente en su vocabulario. También, es posible que comiencen a utilizarla. 

Por tanto, se hace necesario que los libros que se lean a los niños sean adecuados a su edad. La literatura infantil es una de las ramas más importantes de esta industria en el mundo, y se producen miles de títulos al año en cada idioma. Uno de los más famosos ejemplos es la serie de libros Harry Potter, de alcance universal. 

Relajación y sueño fácil 

Los psicólogos comprenden luego de múltiples investigaciones y estudios las ventajas que produce en los niños una lectura de un cuento antes de dormir. No solo es un gesto clásico, si no que tiene una consecuencia más benéfica aún, que es reforzar el vínculo entre los niños y los padres. 

A contravía, los estudios también apuntan a que los padres son los otros beneficiados de la lectura de la noche antes de dormir. Primero, porque drenan el estrés, y adicionalmente porque la lectura de temas ligeros e infantiles genera relajación en el adulto. Es posible que padres e hijos se rían, generando endorfinas necesarias para la tranquilidad. 

El niño duerme mucho más fácil y crea rutina a la hora de dormir. Cuando la lectura del cuento se convierte en un elemento de integración familiar, aún desde muy pequeños, los niños buscarán que se repita esta situación. También se da el caso, cuando los padres son mucho más imaginativos, de que no lean, sino que inventen los cuentos. Sin embargo, en este caso se corre el riesgo de perder coherencia, un hecho que los niños advertirán. 

Concentración fortalecida 

Otro beneficio comprobado de leer a tus hijos se verá en su nivel de concentración. Aprenderán más rápido nuevas palabras, a la vez que su subconsciente podrá establecer relaciones entre la lectura en casa, desde el punto de vista recreativo, con la lectura en la escuela que hacen los maestros desde el punto de vista educativo. 

Adicionalmente, la concentración se verá reflejada en el liderazgo de los niños. Como conocen más palabras que sus compañeros de clases, les enseñarán el significado. Además, expresarán más conscientemente sus sentimientos, deseos y vivencias, aprendiendo mucho más rápido a leer por sí mismo. 

Estimula la imaginación 

Este también es un elemento fundamental que se desarrolla entre los beneficios de leer a tus hijos. La imaginación crece y se estimula, porque con la lectura se construyen imágenes, sonidos, colores, rasgos, gestos. Cada descripción generará en el niño una asociación con lo que conoce, y lo que no, seguro lo preguntará. 

Pero, más allá de lo que el niño pretenda conocer, es bueno también que los padres interrumpan la lectura para comentarla. ¿Sabes cómo es un elefante?, por ejemplo, y compartir con él adaptando su cognición a la idea real lo más cercana posible de lo que su edad permita. 

Estimular la imaginación en los niños es un paso necesario para hacerlos competitivos en sus actividades académicas. No se trata solo de que puedan recrear las imágenes que crean las palabras o que comiencen a relacionar conceptos, sino que desarrollen su capacidad resolutiva de problemas. 

Mejorar las capacidades del niño 

Hay varias capacidades del niño que se pueden contar como beneficios de leer a tus hijos, algunas de estas son: 

Escribir más rápido. El niño comenzará a asociar el sonido de las letras con su forma, por lo que le será mucho más fácil comenzar a trazarlas. 

Leer por sí mismos. Los niños comenzarán a preguntar cómo se llama cada letra y a sumar los sonidos que se producen. Algunos niños autodidactas consiguen aprender a leer por sí mismos, y esto lo logran porque ven la lectura como algo cotidiano en su vida. 

Seguir leyendo. El niño que se cría con libros es muy probable que continúe con el hábito de la lectura en su adolescencia y adultez. 

Rendimiento académico. La lectura mejora el entendimiento muy sensiblemente. La mente se hace más crítica y se tiene más capacidad de resolución de problemas. Por tanto, el beneficio es ilimitado. 

 

Potencia la expresión de las emociones 

Una de las bases de la inteligencia emocional es saber identificar qué emoción se está viviendo para poder reaccionar positivamente según la experiencia. Por tanto, si el niño tiene más palabras en su vocabulario y puede definir la emoción que siente, será mucho más sencillo para él expresarla. 

Esto no solo es positivo desde el punto de vista de sus relaciones interpersonales con otros niños, sino que le permitirá expresar a sus figuras de autoridad cuando algo no esté bien. Si un niño es abusado podrá explicar a padres o maestros, según sea el caso, la situación que está viviendo. 

Tips para leer a los niños 

Hay algunas recomendaciones que ofrecen los expertos a la hora de leer a los niños. Recuerda que debe ser una actividad recreativa, que ellos deben procurar y que deben ver el ejemplo en los adultos. Jamás se debe asociar la lectura a un castigo o sugerir que se trata de una actividad aburrida. 

Elegir el momento adecuado. No debe convertirse en rutina inflexible, sino procurar que sean los mismos niños los que requieran la lectura. Debe tenerse claro que no siempre tendrán ánimo para la lectura y esto es normal, no debe forzarse. 

No tengas prisa. Nada le desagrada más a un niño que ver que algo que quiere se le entrega de manera forzada. Tómate tu tiempo, improvisa voces y cámbialas según el personaje, y disfruta el momento. Para ti también será beneficioso. 

No solo lee… Interpreta y comenta. Ten la capacidad de parar, de comentar lo que pasa, de añadir tus propias ideas y buscar el comentario de los niños. 

Repite las palabras que no entiendan las veces que sea necesario. Explica su significado con ejemplos claros que puedan relacionar con su experiencia. 

Rota las historias. No leas siempre el mismo cuento, la internet tiene la ventaja de que podrás acceder a distintos cuentos, pero no te quedes solo en la pantalla. Cómprale libros a tus hijos. 

El orden y los libros 

Se escucha a muchas madres decir que los libros acumulan polvo, crían insectos y cuando se usan se desordenan. Si ves un libro solo como un objeto decorativo será como tener un auto parqueado a la puerta y no conducirlo jamás. Los libros son para usarse, para tomarse, leerse y volverse a leer. 

Incentiva el orden de tus hijos incluyendo los libros. Los expertos consideran que la biblioteca infantil es parte de todo dormitorio de niños bien pensado. Incluye la compra de libros como un elemento de primera necesidad y rótalos frecuentemente. La buena noticia es que los libros pueden ser muy económicos y hay sitios donde se encuentran verdaderas joyas que se venden de segunda mano y locales que aceptan intercambio. 

La biblioteca, la meca de los niños 

Los países más desarrollados del mundo tienen en la biblioteca un aliado, un sitio al que no dejan de invertir recursos, un lugar de ensueño que siempre consigue respaldo y adeptos. Si cerca de tu casa hay una biblioteca, lleva a los niños, inscríbelos y permíteles tener su carnet. Esa es una excelente forma de incentivar la lectura, de que descubran todas sus posibilidades y de que puedan familiarizarse con la responsabilidad. 

Lo bueno de las bibliotecas es que tienen sus zonas bien definidas y un bibliotecario no entregará a un niño un libro que no esté en capacidad de leer. Aventúrate con tus hijos al maravilloso mundo de la lectura y los libros. Ahora que ya conoces los beneficios de leer a tus hijos es tiempo de compartir momentos especiales. 


SUSCRÍBETE